HOSPITALITIS (La realidad de las internaciones psiquiátricas) ENTREVISTA AL DR. DANIEL FANESI

Trabajo con Daniel desde hace casi 8 años, él no sólo es Médico Sexólogo, (que por lo general me dedico a escribir mas sobre Sexualidad), sino que también es Psiquiatra, con una trayectoria de mas de 40 años.

En el post anterior lo entrevisté sobre el tema de los eyaculadores precoces, un problema muy tratado en el consultorio; pero también atiende casos de pacientes con Depresión, Esquizofrenia, Neurósis Obsesiva, entre otros, pero de manera personalizada con cada paciente y en su consultorio, lo que se llama, Tratamiento Ambulatorio. En nuestra ciudad , país y en todo el mundo hay Clínicas u Hospitales de Salud Mental y lamentablemente los pacientes internados en esos lugares no la pasan muy bien, con falsos diagnósticos y algunos han terminado suicidándose cuando les dan el Alta.

En esta oportunidad entrevisté al Dr. Fanesi para que me dé su opinión de esos tratamientos con internaciones y se refirió a esto con la palabra HOSPITALITIS:

Dr. Daniel Fanesi (MP: 80.787/MN: 55.927):

Este término, como todo lo terminado en “itis” es muy usado y se implementa en los procesos infecciosos o inflamatorios, por lo que de manera jacosa vendría a ser una “infección de hospital”. Lamentablemente, Andrea, por tu pregunta, me voy a referir a las internaciones psiquiátricas, de mas de un mes, varios, o las que se dan en reiteradas veces las que invalidan a las personas en el sentido mas amplio, las distorsionan físicamente, como por ejemplo con obesidad extrema, lo que les genera desvalorización en la autoestima, dificultades en la deambulación, con alteraciones de las articulaciones por sobre peso, ademas alimentados precariamente, con trastornos gastrointestinales, problemas humorales como hiper glucemia o hiper colesterol por sedentarismo. La enumeración en cuanto a lo físico seria infinita pero por sobre todo, lejos están de solucionar los problemas emocionales profundos que supuestamente podrían estar resueltos porque por lo general, pasan días y semanas sin tener una charla con un psiquiatra o un psicólogo, se limitan solo a intercambiar situaciones con sus compañeros internados, a veces se apoyan en los empleados de enfermería u otros hasta en los empleados de limpieza, y esto lo confirmo ya que he tratado a personas que han salido de esos lugares.

Este trato para con los pacientes internados, pareciera ser del siglo XIX o del XX, pero ocurre en el siglo XXI. Cuando dan un Alta, ningún paciente tiene un seguimiento y si lo tiene, solo es para proveerle de cantidades industriales de medicamentos y la formula típica de dar medicina psiquiátrica en el desayuno, almuerzo, merienda y cena; todo un clásico de esta perimida psiquiatría que no debería existir.

Lo peor es que cuando el paciente concurre a un tratamiento integral, se desensibiliza del exceso de fármacos y cuesta meses o hasta años el poder desintoxicar la dependencia física y psicológica provocada por los fármacos suministrados. Esto hace que el paciente tenga aparentes recaídas, no por la patología en sí, sino por la dependencia farmacológica, con el agravante que son sustancias legales, que llegan en ocasiones a ser mas perniciosas que las ilegales; llegando a ser el psiquiatra cómplice de las adicciones de sus pacientes, ayudados por los laboratorios farmacológicos que están por encima de la medicina, siendo nosotros los médicos, los idiotas útiles servidores de sus intereses económicos.-

Agradezco infinitamente al Dr. Fanesi por prestarme un lapso de su valioso tiempo para poder ponerlos a ustedes, mis lectores, en conocimiento de estos casos que a veces pasamos por alto pero es algo que sucede a puertas cerradas, solo lo saben los pacientes que pasan por estos lugares, algunos familiares y los empleados de dichos establecimientos que por temor a perder su trabajo, hacen oídos sordos y ojos ciegos ante estas situaciones, pasibles de denuncias penales por iatrogenia médica.

vamosadarle.com

Estoy en facebook https://www.facebook.com/search/top?q=vamosadarle.com

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *