La soledad, no es cosa del destino o mala suerte, es una elección propia, es la consecuencia de actitudes impulsivas, obsesivas y con falta de empatía, lo que hace que las personas se alejen y busquen en otro lado lo que necesitan. Tu soledad es tu elección, no es culpa de los que se alejan