Así como el dolor es señal de ruina, frustración, culpa o duelo, el placer es la consecuencia y obsequio psíquico de un hecho exitoso, una recompensa emocional y un incentivo para seguir actuando satisfactoriamente. Pero así como el placer trae sensación de eficiencia, el dolor trae sensación de impotencia. Una persona es llamada masoquista cuando