En este tiempo de cuarentena, tiempo de estar en casa sin poder salir a realizar las tareas recreativas cotidianas o el no poder ir a trabajar, me llevo a pensar en esas mujeres que sufren día a día la compañía de un «hombre» que las desvaloriza, maltrata, golpea, viola y que con todo esto podría